El marketing es una inversión

El marketing es una inversión

07/06/2017

Una parte importante del crecimiento de las empresas está relacionado con las inversiones que éstas hacen en marketing. Los modelos de negocio que tienen un crecimiento orgánico que no necesita ningún tipo de inversión son muy limitados y es muy casual que este hecho se produzca. En Fragment Agency, como agencia de publicidad digital, hacemos un análisis de lo que representa la inversión en marketing para nosotros y los motivos por los que rechazamos que sea un gasto.

No, el marketing no es mágico

Aunque cueste creerlo, el marketing no incluye ningún componente de magia. Se trata de una inversión como la de cualquier otro tipo: si se hace con inteligencia y siendo consciente de los riesgos se gana, si no, se pierde. Se trata de un elemento cuantificable, que nos permite calcular el dinero invertido, y el retorno de la inversión, es decir, el dinero generado a partir las cantidades invertidas. Entendiendo esta premisa, es básico escuchar los especialistas en marketing y tener en cuenta una serie de componentes en torno a las inversiones de marketing.

1. Paciencia

Como cualquier otro elemento no mágico, la paciencia es necesaria para poder observar resultados. Las inversiones requieren paciencia, primero antes de invertir, para identificar el momento más adecuado para la inversión, y una vez iniciada, paciencia para observar resultados tangibles y no perder dinero. Del mismo modo, las inversiones en marketing implican la necesidad de no tener prisa y confiar en las decisiones tomadas.

2. Actuar a partir de objetivos

Es imprescindible marcarse unos objetivos previos a cualquier acción. Con el fin de tomar decisiones de forma acertada, estos objetivos deben tomarse con la cabeza fría, gratantizando así, que las decisiones no estén influenciadas por los acontecimientos de un momento determinado. Esto no quiere decir que no se puedan modificar si observamos problemas mayores, sino que tenemos que fiarnos de los razonamientos con la cabeza fría y no tomar decisiones precipitadas.

3. Diversificar

Siguiendo la lógica de cualquier otra inversión, es básico diversificar y no jugárselo todo a una carta. En caso del marketing, si nos lo jugamos toda la inversión en un solo medio, este puede multiplicar sus precios por cuatro o si dedicamos toda la inversión en Google, este puede cambiar sus algoritmos y destrozar los resultados. En caso de diversificación, las ganancias pueden ser menores a corto plazo, pero a la larga el riesgo disminuye y las inversiones son más seguras.

4. Cuantificar los resultados

Para conocer el éxito de las inversiones y poder garantizar una buena distribución de estas, es básico cuantificar los resultados de forma numérica. A partir de las tecnologías actuales y los indicadores que disponemos, es posible conocer de forma muy precisa el retorno de la inversión y las plataformas más rentables.

Así pues, como agencia de publicidad digital, en Fragment Agency, recomendamos actuar con inteligencia ante las inversiones de marketing y tener en cuenta que los resultados, muy a menudo, aparecen después de mucho esfuerzo y paciencia.