SEO vs SEM

SEO vs SEM

27/01/2017

El clásico debate de SEO contra SEM, no debería serlo.

Muchas marcas tienen debates internos sobre si deberían desarrollar estrategias digitales basadas en SEO o en SEM, cuando en ningún caso son excluyentes.

Una estrategia de marketing digital correcto, incluirá las dos disciplinas para conseguir los objetivos marcados. Cada una de las partes trabaja para conseguir un elemento diferente, que en su totalidad, es el objetivo de marketing del conjunto de la campaña.

El SEO se basa en la optimización de la web para complacer a Google. Este trabajo pasa por la optimización del código y del tiempo de carga de la web, las mejoras del contenido y el buen uso de las keywords y la optimización de la página web a través de las herramientas que Google ofrece como Google Webmaster tools.

SEO vs SEM

Así pues, se trata de una disciplina que mejora las webs desde todos los puntos de vista y produce una web completamente optimizada y lista para generar tráfico orgánico.

Por otra parte, el SEM, consigue hacer llegar usuarios a la web ya optimizada, que usualmente buscaban servicios similares o que contenían las palabras clave que hemos elegido. Estos usuarios no tenían una preferencia y de no ser por los anuncios pagados no habrían llegado a nuestra web. Asimismo, se genera un tráfico que Google también utiliza para calcular la posición de las páginas en Google.

Si lo ponemos en contexto, el uso de las dos técnicas es más claro:

Juan es un pintor de paredes de Barcelona, ​​y ha invertido muchos recursos en SEO hasta aparecer el primero de forma orgánica en buscar "pintor de paredes en Barcelona".

También invierte una suma de dinero mensual en SEM, que le generan alrededor de un 90% más de tráfico (que es la media de tráfico generado por AdWords).

Se da cuenta de que está el primero de forma orgánica en buscar sus keywords y decide dejar de invertir en AdWords.

El resultado es que el hecho de perder todo el tráfico generado de forma pagada, le hace bajar su ranking en Google. Pasa a la cuarta o quinta posición y eso le hace bajar el tráfico original cerca del 100%.

En contexto, vemos que las dos técnicas de marketing digital funcionan dadas de la mano, y un correcto uso de ambas es clave para obtener un ROI más alto y en ningún caso permitir que la inversión publicitaria sea desperdiciada.

Es incorrecto ver una técnica u otro como la solución a nada, sino que lo importante es desarrollar una estrategia de marketing digital basada en objetivos y en la mejor forma de conseguirlos.